Home Office, la alternativa de expansión para las PYMES

El Home Office o trabajo remoto, es una nueva modalidad que se ha introducido en muchas empresas debido a las grandes ventajas que brinda para sus procesos administrativos y operativos.

Permite a los empleados desempeñar sus labores desde casa, genera un gran ahorro de costes, ya que la empresa no invierte en infraestructura innecesaria y logra un mayor crecimiento de productividad; aunque parece poco probable lo cierto es que disminuye el nivel de distracción, aumenta la motivación y en consecuencia, la concentración de los empleados para llevar a cabo sus tareas.

La productividad y recursos, son factores que las Pymes no pueden darse el lujo de perder. Según cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en México las pequeñas y medianas empresas  tienen una supervivencia de 12 a 24 meses, con rentabilidad del 5 al 6 por ciento. 

Este tiempo de vida tan corto y las ganancias limitadas, vuelven vitales los ahorros que se puedan lograr, por ejemplo, en renta de oficinas, pago de servicios como electricidad, suministros de oficina y viáticos. Implementar Home Office, permite que los recursos de la empresa y el talento humano sean aprovechados y no pasen gran parte del tiempo en reuniones, traslados o visitas a proveedores.

Este formato de trabajo permite la inclusión de personal con discapacidad y fomenta el cuidado al medio ambiente. Además, se ha comprobado que un horario más flexible y poder conciliar la vida familiar, son puntos que gustan a quienes trabajan de forma remota, haciéndolos sentir mucho más motivados y comprometidos en alcanzar los objetivos de la empresa.

Quienes se deciden por este sistema, al ahorrar ingresos, pueden implementar nuevas herramientas informáticas que faciliten el trabajo en equipo de forma remota, supervisar el desempeño de tus empleados, mantener comunicación bidireccional con clientes y tener respaldo de todos los procesos y actividades de la empresa.

Siempre se tiene que tener en mente que aun trabajando de forma externa, todos los empleados están buscando alcanzar los objetivos de la empresa.

Algunos de los principales consejos para poder implementar la modalidad “home office” en tu empresa son

  1. Marcar objetivos comunes.Es esencial crear metas a corto y largo plazo. Es algo que generará que el grupo note su avance y se sienta motivado.
  2. Asignar roles.Es esencial el delegar tareas según conocimientos, capacidades y fortalezas de cada miembro del equipo.
  3. Comunicación.Siempre contar con medios de comunicación a los que el equipo entero tenga acceso, pueden ser tan sencillos como mensajes enviados vía email, charlas vía Skype o hasta por videoconferencias.
  4. Solucionar conflictos.Aunque lo ideal es que una empresa no se encuentre en conflicto, siempre se debe buscar mediante negociaciones un acuerdo convincente para todas las partes.
  5. Organización. Los horarios de trabajo y sobre todo de descanso deben siempre estar claros, es por ello que contar con un calendario grupal es ideal, de esta forma las tareas, reuniones o juntas se hacen con la participación de cada miembro del equipo.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, y sobre todo de internet, el trabajo remoto suena como una gran alternativa para pequeñas y medianas empresas que buscan desarrollarse, es por ello que Trixbox de México resuelve tus dudas sobre la infraestructura necesaria para implementar esto en tu negocio, contáctanos al 55 7100 1416 o bien envíanos un correo a info@trixboxmexico.com donde un especialista en tecnología empresarial te brindará las mejores alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *